Hasta Santiago y más allá (¡Producción! II)

Ayer decidí aprovechar uno de los últimos días del verano en la piscina de la localidad sevillana de Aguadulce. Mientras conducía me acordé del gran número de horas y de kilómetros que compartí con mis compañeros en el viaje desde Roncesvalles hasta Finisterre y, como no podía ser de otra forma, de dos de los compañeros que más esfuerzos han realizado por facilitar la labor del resto, Juhan y Lolo. ¡Producción!

Sin mucho esfuerzo,  busco entre mis recuerdos y me vienen decenas de imágenes en las que ambos estaban desempeñando todo tipo de labores: carga y transporte del equipo; horas y horas de conducción para que cada miembro de ‘El desorden de los sentidos’ llegara a su destino; compra de comida y material; preparación de desayunos, almuerzos y cenas coordinados con Irene y Almudena y un sinfín de tareas que permitió al resto desempeñar nuestras funciones con más facilidad. Su esfuerzo y su dedicación han sido una fuente constante de tranquilidad.

Con un aplomo y una generosidad dignos de admiración, Juhan Fernández es el compañero que siempre está preparado para ayudarte. Si  surgía cualquier duda con alguna de las labores a desempeñar escuchaba las diferentes opiniones, reflexionaba durante unos minutos y automáticamente aportaba soluciones. Gran artífice de que el equipo se alimentara con una dieta digna de publicar, Juhan es capaz de: seleccionar meticulosamente la comida para los próximos días; explicar el proyecto documental a varias personas; conseguir que yo llegue a tiempo para realizar una entrevista en la radio y ayudar al equipo de rodaje. Todo en menos de una hora.

¿Alguien ha vuelto a usar los tres retrovisores de un automóvil después de aprobar el examen de conducir? Lolo García lo hace -siempre- además en menos de un segundo (lo que nos dejó maravillados). Si extrapolamos esta anécdota a su labor en producción es muy fácil comprender su pericia a la hora de ayudar a varias personas con sus diferentes tareas en tiempo récord, ya fuera a los componentes del equipo de rodaje, de ‘Discamino 2012’ e incluso a los amigos de ASPAVI para conducir su furgoneta el gran día de la llegada a Santiago de Compostela.

Ambos invirtieron sin reservas su tiempo y esfuerzo en beneficio de todos, siempre acompañados por una cálida sonrisa que transmitían confianza y ánimos.

Anuncios

¡Producción!

Una amiga de la infancia me invitó hace unos días a su piscina en Osuna. ¿Os he hablado en algún momento del pueblo donde nací? Bueno, lo dejo para otro momento y me centro en lo que ocurrió. No pensé que en esa ocasión –una fiesta con más de 15 personas- me diera tiempo para compaginar un baño refrescante con la redacción de un nuevo post. Me equivoqué.

El gran número de personas implicaba una cierta organización para realizar las compras, preparar el almuerzo y limpiar. Desempeñaba una de dichas funciones cuando me llegó a la mente el eco de las voces de Javier Luque, Javier Pitillas y Dani cuando – en una de las bromas del viaje- gritaban “¡Producción!”. Un guiño cariñoso que hacía referencia la eficacia y dedicación de los compañeros cuyo trabajo ha sido facilitar en todo momento el de los demás.

Realizaré una breve explicación de la función de Producción  en un rodaje para los que no la conozcan: Según la primera acepción de la Real Academia Española es la “Acción de producir”. Según mi experiencia: levantarse los primeros, acostarse los últimos, organizar viajes, comidas, anticiparse a cualquier tipo de problema que pueda surgir en el trabajo y resolverlos si al final son inevitables, facilitar la labor de todos, buscar alojamiento para el equipo, dar el máximo de información, crear un buen ambiente de trabajo, etc…

 Al frente de un grupo tan indispensable está Irene Hens, directora de producción de ‘El desorden de los sentidos’. Capaz de pasar horas trabajando en el ordenador mientras el resto del equipo realiza su labor en diferentes lugares, Irene puede dar solución a todas las necesidades y problemas que surjan en tiempo récord. Al canalizar toda la información que influye al rodaje, su capacidad de organización y previsión ha supuesto un constante plus de tranquilidad.

 ¿Has conseguido realizar alguna de estas cosas?: abrir la Iglesia de Santa María de Eunate en su día de cierre; hacerte amigo del alcalde de Murias de Rechivaldo para que te deje organizar una cena bajo la parra centenaria de su patio; hacer una empanada gallega como si fueras de Galicia o realizar un documento que contenga más información sobre el Camino Francés que una guía del Lonely Planet. Si has hecho alguna –o varias- de estas cosas te doy la enhorabuena, pero si las has hecho todas eres Almudena Sabido. Capaz de conseguir que la persona más hosca se convierta en amiga, Almudena ha sido la auténtica relaciones públicas del equipo.

Continuará…