La pasión por el trabajo se contagia

El verano ha llegado a su fin y casi sin darnos cuenta ya estamos en septiembre. Espero que todos hayáis aprovechado el tiempo al máximo durante estos meses. Yo no pude evitar hacer una visita a la piscina de Osuna el pasado sábado. Sería el primer día de mes, pero el calor era insoportable. ¿Dónde quedaron esas noches vestidos con ropa de manga larga por el frescor del norte?

Mientras leía el periódico descubrí que dos niños estaban tumbados en el césped hablando en susurros. Estaban fotografiando libélulas, y mientras uno intentaba captar el mejor momento sin que los insectos volaran a otro sitio, su amigo le pasaba la mochila como soporte para la cámara. No pude evitar preguntarme si Adrián y Fran darían de una forma parecida sus primeros pasos en la profesión.  

Adrián A. Márquez ha sido el encargado de Dirección de fotografía y Francisco Jiménez Ayudante de cámara en el rodaje de ‘El desorden de los sentidos’. Auténticos apasionados de su trabajo, lo que más me llamó la atención de ambos fue el cuidado y la atención con el que realizaban su labor. Me quedo con el recuerdo de los dos corriendo para empujar la bicicleta de Javier Pitillas y Gerardo en una pendiente muy inclinada.

A la hora de captar una imagen Adrián era –aunque no me guste nada la terminología bélica- como un francotirador. No era raro verlo inclinado junto a una carretera, escondido entre la hierba o en una escarpada pendiente. Siempre mirando a través de la cámara, midiendo con cuidado la luz, valorando con Alejandro los posibles mejores encuadres y esperando con paciencia el momento adecuado para captar la mejor imagen. No faltó una sola noche en la que no llamara a Ventura, su hijo, para contarle su viaje.

Gracias a Fran aprendí mucho sobre el material de rodaje: tripode, pertiga, estativo, sacos de arena… Pendiente de que todo el material estuviera controlado y a disposición de las necesidades, Fran era capaz de encontrar soluciones técnicas para cualquier situación. No era raro verlo ocupado con alguna de sus tareas –siempre con los guantes reglamentarios- y sin necesidad de mirarte lanzar alguna advertencia de seguridad: “Ten cuidado con ese cable”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s